7 de agosto, 2018 Mexicano Juan Villoro gana el Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas 2018
  • Tras la deliberación unánime del jurado, y continuando con la costumbre del llamado telefónico, este mediodía la secretaria de Estado informó al autor de “El testigo” la decisión del jurado integrado por el periodista y escritor argentino Martín Caparros; la novelista mexicana Guadalupe Nettel; el también trasandino Mauro Libertella y los chilenos Antonio Skármeta y Carlos Franz.

Tal como en 2015 lo consiguió su compatriota Margo Glantz (“El rastro”), convirtiéndose en la primera mujer en obtener el reconocimiento; este martes se anunció desde el Museo Precolombino de Santiago que el escritor y periodista mexicano Juan Villoro (1956) se convirtió en el ganador del Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas 2018, que entrega anualmente el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a un autor iberoamericano de destacada trayectoria, cuya obra sea considerada un aporte notable al diálogo cultural y artístico de Iberoamérica.

“¡No me diga!, ¡qué maravilla!”, dijo emocionado al otro lado del teléfono el ganador, en conversación con la ministra de las Culturas, Alejandra Pérez, quien además hizo lectura de parte del acta elaborada por el  jurado, integrado por el periodista y escritor argentino Martín Caparros; la novelista mexicana Guadalupe Nettel; el también trasandino Mauro Libertella y los chilenos Antonio Skármeta y Carlos Franz: “Juan Villoro pertenece a la tradición de los grandes escritores latinoamericanos, cuyos temas y enfoques interpelan profundamente a todo el continente. Su obra incluye novelas, cuentos, crónicas, relatos infantiles, obras de teatro, opiniones y ensayos, y despliega una prosa tan inteligente como malabarista (…) Una de las marcas Villoro es su capacidad para tratar los temas más tremendos, sin perder nunca la lejana sonrisa”.

“Estoy conmovido, emocionado. Ojalá pueda estar a la altura de estas generosísimas palabras. No tengo manera de expresar este agradecimiento”, agregó Villoro.

Este galardón -de carácter anual- fue creado en 2012 junto a la Fundación Manuel Rojas, como homenaje al autor chileno (1896-1973), quien por su extensa obra obtuvo un vasto reconocimiento a nivel nacional e internacional. “Para la fundación es un placer enorme y es un doble significado porque Manuel quiso mucho México, vivió ahí, y estaría feliz de que este premio que lleva su nombre esté en manos de un mexicano tan talentoso”, comentó Jorge Guerra, presidente de la Fundación Manuel Rojas.

El premio consiste en una medalla, un diploma firmado por el Presidente de la República y la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y 60.000 dólares (más de 38 millones de pesos), lo que lo sitúa como uno de los más relevantes de la región iberoamericana. El premio lo entrega el mandatario en La Moneda, en una fecha convenida entre las partes.

En sus entregas anteriores, el Premio Manuel Rojas ha reconocido a Rubem Fonseca (Brasil, 2012); Ricardo Piglia (Argentina, 2013); Horacio Castellanos Moya (El Salvador, 2014); Margo Glantz (México, 2015); César Aira (Argentina, 2016); y Hebe Uhart (Argentina, 2017).

Juan Villoro (México, 1956)

Escritor y periodista mexicano. Autor de novelas, libros de cuentos, obras de teatro y ensayos. También ha sido columnista para periódicos y revistas, entre ellos Letras Libres, Reforma y El País.

Su libro “El testigo” lo trasformó en una de las voces narrativas de importancia en México, al obtener el Premio Herralde de Novela, en 2004. El texto es una irónica visión del México contemporáneo, tras la caída del PRI, donde la sociedad se ve azotada por telenovelas, el crimen organizado y la política pervertida.

Otras notables obras de Villoro son “Llamadas de Ámsterdam” y los ensayos reunidos en “La casa pierde”.

Su faceta de traductor ha llevado al castellano los libros “Aforismos”, de Georg Christoph Lichtenberg, y “Un árbol de noche”, de Truman Capote.

Entre sus aficiones se encuentran la música rock, que lo ha llevado a ser conductor en programas de radio especializados; el fútbol, sobre el que ha escritos tres ensayos: “Los once de la tribu” (1995), “Dios es redondo” (2006) y “Balón dividido” (2014); el teatro y el cine. Ha sido profesor de Literatura en la Universidad Nacional Autónoma de México, y en las universidades de Yale y Princeton.